La empresa Microsoft está desarrollando, en colaboración con la Universidad Francisco de Vitoria (UFV), el mando denominado adaptive controller, que permite el acceso de personas con discapacidad a juegos electrónicos también adaptados. El adaptive controller permite que los videojuegos sean adaptables a todas las personas. La oportunidad de trabajar este dispositivo ha sido concedida únicamente a tres instituciones en España: Fundación ONCE, Fundación Diversia y la UFV. El Grado en Videojuegos ya comenzó a trabajar con este mando y adaptaciones en la Global Games Jam, y lo siguen trabajando en la asignatura de Responsabilidad Social de la mano de la Fundación Alas, centrada en personas con discapacidad intelectual y movilidad reducida.

Más información sobre el proyecto en Mirada21.es