Soy Antonia y esta es mi historia…

Soy Antonia Martínez Terrón y tengo 58 Años. Desde 1982 acudo a los servicios de la Fundación Alas y vivo en la residencia. Me encantan el arte y la informática y para eso necesito alguien que me enseñe. Quiero aprender cosas del cerebro porque conozco mi discapacidad, el Síndrome de Down y ahora que soy mayor cada vez necesito más apoyo. Soy feliz hasta donde puedo.

Quiero aprender cosas del cerebro porque conozco mi discapacidad

ENVEJECIMIENTO PREMATURO

Las personas adultas con discapacidad intelectual envejecemos unos 20 años antes que los demás y si presentamos un alto nivel de dependencia, requerimos una atención más especializada e individualizada. En la residencia de la Fundación Alas vivimos un grupo de mujeres mayores de 45 años acompañadas por profesionales que nos apoyan “en casa”. Las actividades terapéuticas y ocupacionales que realizamos son clave para la estimulación y mantenimiento cognitivo que favorecen el envejecimiento activo. Necesitamos ampliar los medios para este fin mediante la incorporación de nuevas tecnologías y equipos.

¿Cómo me puedes ayudar?

Con acceso a recursos para prevenir y paliar el envejecimiento prematuro:

  • Profesionales especialistas.
  • Tecnología multimedia.
  • Equipamiento especializado.
  • Mejora de la accesibilidad.
Share on FacebookEmail to someoneTweet about this on Twitter